Logo abcsystems
Ir Arriba

Cómo Aumentar el Beneficio a Medio Plazo

26/09/2014 - Categoría: Gestión
Tiempo de mejorar

Se cuenta que en una pequeña villa, un grupo de personas se divertían todos los días con el tonto del pueblo. Este, un pobre infeliz de poca inteligencia, vivía haciendo pequeños recados y recibiendo limosnas.

Diariamente, estos hombres llamaban al tonto al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una tamaño grande de 50 céntimos y otra de menor tamaño, pero de 1 euro. Todos los días el tonto medía detenidamente las monedas y finalmente se quedaba siempre con la más grande, pero a la vez menos valiosa, la de 50 céntimos, lo que era motivo de chanza y risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no se había dado cuenta de que aunque la moneda que cogía era de mayor tamaño, valía menos y éste le respondió:

"Lo sé señor... vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el jueguecito se acabará y no ganaré ni una moneda más."

Como en la fábula anterior una visión centrada en los beneficios a corto plazo no suele ser la mejor elección para maximizar el beneficio a medio y largo plazo. De hecho y como en la fábula, este enfoque en el corto plazo puede en ocasiones cortar de raíz el beneficio posterior.

También como en la fábula, en la empresa, en ocasiones, no se entiende porqué una persona escoge un camino que parece más largo, la inversión, cuando podría añadir esta al beneficio y aumentar este. Y en alguna ocasión incluso esta incomprensión roza en la burla.

El tonto y las monedas

¿Cuál es la mejor inversión que podemos hacer en nuestro negocio para maximizar el beneficio a medio plazo?

Es difícil dar una respuesta, es un tema abierto a discusión y depende de las circunstancias, pero si tuviera que elegir una de las mas importantes, al menos para mí, elegiría la formación.

¿A quién es mas importante formar?

Sin duda y en primer lugar en cualquier empresa al que la dirige. En un restaurante o un establecimiento de ocio estamos hablando del gerente. Sin duda es la persona en la que debemos volcar nuestros esfuerzos. Posteriormente y si lo hemos elegido y formado adecuadamente el trasmitirá lo aprendido a su equipo.

¿En que deberíamos formarle?

Dentro de la formación debemos distinguir tres ámbitos:

  1. La formación técnica para hacer lo que hace: es decir conocer la cocina, las operaciones, organización, servicio, etc. Normal ente este es el apartado en el que se tienen más conocimientos en general.
  2. El segundo grupo que resaltaría es el de los conocimientos técnicos para dirigir. Estos podríamos agruparlos en tres materias: marketing/comercial, Financiero y de Management o Dirección de Personas. Especialmente este último es el gran desconocido en restauración. Bajo mi punto de vista totalmente infravalorado. Sin embargo una gestión bien hecha de las personas puede multiplicar por mil el beneficio. Será una buena inversión la formación en las áreas financiera y sobre todo de Management o dirección de Personas.
  3. El tercer ámbito se refiere al desarrollo de competencias. Aunque habitualmente se agrupan en competencias como liderazgo, pensamiento analítico, desarrollo de los demás, integridad, madurez ejecutiva, y mil denominaciones similares que suenan muy empresariales, para ver a que nos estamos refiriendo podemos entenderlo como que estamos desarrollando rasgos propios de la personalidad y el carácter que mejorarán nuestra capacidad de aplicar nuestro conocimiento: la paciencia, la capacidad de escucha, la empatía, la integridad, la honestidad, la proactividad, etc.

¿Y cómo podemos poner esto en práctica, no tengo mucho tiempo...?

Sin duda lo más importante en la formación es la consistencia. Aprender un poco cada semana y ponerlo en práctica en la unidad. Normalmente se apuesta por cursos largos y de temas "importantes", casi como un master, y luego se espera recordar los contenidos y saber aplicarlos. Pero esto no es siempre posible cuando ya estamos ejerciendo un puesto. En estos casos una estrategia alternativa y que, si se hace bien ,es muy efectiva, es centrarse en pequeños aspectos, aprender sobre ellos y ponerlos en marcha. Una vez aprendidos pasar al siguiente tema. El tiempo pasa volando; con un tema cada 10 o 14 días y si somos consistentes en nuestro aprendizaje / formación, casi sin darnos cuenta, acumularemos una formación muy importante. Imaginemos la formación y experiencia que podemos acumular a la vuelta de unos años...

Gracias por leernos y hasta el siguiente artículo.




AbcSystems  - Eduardo Sánchez
Si te pareció interesante comparte o recomienda este artículo:  

Otras entradas que serán de tu interés